10 beneficios de tener vivienda propia

  • Home
  • 10 beneficios de tener vivienda propia

beneficios de tener vivienda propia

A pesar de lo que afirman muchos expertos, tener una vivienda propia puede resultar una gran ventaja y algo sumamente cómodo. Si quieres conocer las razones, sigue leyendo. Seguro que al final te decantarás por adquirir tu propiedad.

 

Ventajas de los hogares propios

1. Ser propietario de un inmueble puede ayudarte a ahorrar dinero. De lo contrario, tendrías que gastarte ese dinero en la renta de tu hogar. En cambio, si no tienes que pagar el alquiler, podrás destinar el coste a lo que tú consideres necesario y quieras tener: pagar impuestos o comprar el muscle car clásico que siempre has querido.

2. Tu propia casa o departamento puede ser tu «base de operaciones». Puedes llegar a casa, relajarte y estar tranquilo de que no te pueden correr. Incluso si te han despedido de tu empleo o has perdido tu fuente de ingresos, no te correrán de la casa. Es un riesgo que sí corren las personas en calidad de arrendatarios.

3. La pandemia de covid-19 nos ha mostrado, de una manera cruda y clara, las desventajas de ser arrendatario. Vimos cómo los inquilinos en países como Estados Unidos eran echados de los inmuebles que rentaban por la falta de pagos. Quedan en evidencia las enormes ventajas de ser el propietario del lugar donde se habita. ¡No hay riesgos!

4. Ser dueño de tu domicilio te permite explayarte en tus gustos personales. Puesto que no dependes de las preferencias y manera de pensar de otra persona, puedes decorar y remodelar tu propiedad como a ti te plazca. Tendrás libertad para hacer desde cambios menores, como el color de las paredes, hasta remodelaciones extensas, como la construcción de una nueva habitación o un piso entero.

5. Tener la propiedad del lugar en el que resides es maravilloso para tu salud mental. No tendrás la constante preocupación de conseguir el dinero para la renta ni cargarás con el estrés de pensar que, en cualquier momento, tu arrendador puede pedirte (con las debidas formalidades legales) que te salgas de la casa. Puedes relajarte y enfocarte en acciones para aumentar tu calidad de vida.

6. Ser dueño del inmueble en el que vives, a largo plazo y según los movimientos del mercado, puede ser una gran inversión. El valor de tu propiedad puede aumentar exponencialmente. Por lo cual, si decides venderla, te puede rentar mucho más de lo que invertiste para adquirirla.

7. Ser dueño de tu casa o departamento te da la oportunidad de obtener ingresos. ¿Por qué no arrendar tu propiedad o poner un negocio anexo a ella?

8. Otra de las muchas ventajas de tener un bien raíz como tu propiedad es que en el momento en que ya no puedas trabajar o desees retirarte, no tendrás que buscar un lugar donde vivir ni cómo pagarlo.

9. Es bien sabido que existen múltiples disputas legales entre inquilinos y arrendadores, ya sea porque los primeros se niegan a desocupar el inmueble o porque los últimos incumplen con alguna reparación. Ser dueño de tu residencia evita estos engorrosos líos.

10. Estudios científicos demuestran que los niños que crecen con inestabilidad en el hogar, debido a que sus padres deben mudarse constantemente para encontrar lugares que puedan costear, usualmente se ven afectados en su desarrollo como personas. Este hecho resulta sumamente común entre la gente que renta. Si los niños experimentan el estrés de sus padres, tendrán problemas emocionales y de comportamiento.

¿No es verdad que poseer un hogar propio es mucho mejor que rentar? Si ya estás convencido, te recomendamos un país económico como Colombia para adquirir ese nuevo hogar que tanto deseas. ¡Llegó la hora de tener tu casa!

También te va a interesar: Ciudades Colombianas para comprar vivienda nueva desde el exterior

Write A Comment

Leave A Reply

placeholder
Abrir chat