Casa financiada en Colombia desde el exterior a largo plazo

 

La financiación de la compra de vivienda a 30 años en Colombia, no es un proceso nuevo, por el contrario, desde el año 1999 se viene haciendo con la ley 546. No hay muchas entidades que brinden el servicio de este plazo, así como tampoco muchas personas que estén interesadas en un pago a tanto tiempo.

Esta idea se vuelve a plantear después de que el gobierno anuncio a finales de enero, que, con la puesta en marcha de un TES a 32 años, se darían las condiciones para que los bancos ofrecieran financiación de vivienda un plazo más largo, de esta estaría contribuyendo a bajar el valor de las cuotas mensuales en los créditos y permitirían a que más las familias de pocos recursos tuvieran acceso a una vivienda propia.

Aunque el anhelo de miles de familias que aún viven en arriendo es tener casa propia algún día, la idea de financiar su compra a 30 años no termina de convencer del todo a muchas de ellas, incluso a sabiendas de que esa posibilidad les podría dar acceso a mayores recursos para tal adquisición y cuotas por debajo de lo que pagan hoy por el alquiler de una vivienda.

 

Financiación de vivienda en Colombia

Cerca del 34% de la población en Colombia viven en arriendo y las tasas de interés de las hipotecas están en uno de los niveles más bajos, la idea de tomar el riesgo de endeudarse a tan largo plazo no deja de convencer a muchas personas, pues consideran que es mucho tiempo y que es como pagar la casa doble, pero otros lo consideran como una oportunidad de ir pagando su casa y no arriendo a un ajeno. En el país no hay cultura de endeudamiento a tan largo plazo, pues primero la inestabilidad laboral, los elevados costos del crédito, y además porque muchos aún tienen el fantasma de la crisis de UPAC, el cual llevo a que cientos de personas perdieran las viviendas que estaban pagando con tanto esfuerzo, por ello lo usual es que tomen un plazo de financiación a 15 años o 20 años, siendo las opciones que más piden para el pago de la vivienda.

Es más, lo que muestran las estadísticas de las entidades que están en el negocio de las hipotecas en el país es que, de un tiempo para acá, las familias tratan, de alguna manera, de cancelar su crédito de vivienda en un menor plazo, así lo hayan tomado a 15 o 20 años, aprovechando que el pago anticipado no genera ninguna ‘sanción’ del banco, como sí ocurría antes de la crisis del sistema Upac (unidad de poder adquisitivo constante) en 1999.

La idea volvió a plantearse luego de que el Gobierno hace poco anunciara, que, con la colocación de un TES a 32 años, se daban las condiciones para que la banca ofreciera financiación de vivienda a más largo plazo, contribuyendo a bajar el valor de las cuotas mensuales de los créditos y permitiendo que más familias tuvieran acceso una vivienda propia.

Expertos consultados coinciden en que en Colombia no hay una cultura de endeudamiento de largo plazo, entre otras razones, por la inestabilidad laboral, los elevados costos del crédito, pero sobre todo porque en el recuerdo de las personas todavía mora el fantasma de la crisis del Upac, que llevó a que cientos de deudores perdieran las viviendas que aún estaban pagando.

Para algunos analistas, el plazo es entre 9 y 10 años, que permite que desde un comienzo la persona reduzca el capital de la deuda, aunque el valor de la cuota mensual, sin duda, es más elevado frente al de mayor plazo.

financiación de vivienda en colombia

Alivio a las finanzas

Las personas pueden aprovechar las bajas tasas que se tienen en la actualidad y tomar el préstamo a 30 años para que la cuota mensual le quede baja, pero además debe tener en cuenta de realizar abonos a capital para seguir aliviando ese pago mensual o acortar el plazo. Una de las ventajas de la tasa fija es que siempre pagara un mismo valor en la cuota y la misma tasa durante la vigencia del préstamo.

Los analistas también coinciden en que esta puede ser una oportunidad para adquirir vivienda sin correr el riesgo de ‘estrangular’ las finanzas del hogar si se hace de forma organizada. Esto, aprovechando las bajas tasas de hoy, tomando el préstamo a 30 años para que la cuota mensual le quede baja y, durante la vida del crédito, ir realizando abonos a capital para seguir aliviando ese pago mensual o acortar el plazo.

Tasas altas y seguros costosos no favorecerían

La parte negativa de los préstamos a 30 años, está el hecho de que por ejemplo no a todas las personas le darán préstamos a ese plazo, de hacerlo, las entidades bancarias buscarán la forma de cubrir el riesgo vía tasas o costos de los seguros, según analistas.

La realidad es que la percepción de un plazo así de largo, es que las personas tardarán casi toda su vida pagando un crédito, y este hecho desmotiva y hace que más pocas personas tomen este préstamo con estas características de un plazo a 30 años.

 

¿Estás pensando en financiar la compra de una vivienda en Colombia desde el exterior?

Te Acerca Vivienda es un bróker hipotecario con más de 6 años de experiencia en los cuales se ha adaptado a los cambios tecnológicos para brindar a sus clientes la mayor cantidad de herramientas que le permitan acceder a nuestros servicios, somos aliados de importantes entidades bancarias y financieras en Colombia, respaldados por multinacionales del sector con las cuales ofrecemos servicios de calidad, seguros, confiables y perdurables que generan valor a nuestros clientes.